Buscar

Wiki Veggie

Blog vegano

Categoría

Especismos

Ayer, como otro día cualquiera, fui al supermercado a hacer la compra de la semana, pasé por la zona de las verduras tranquilamente, cogí unas cosas y seguí avanzando por el supermercado… Para ir a la zona de la pasta había que pasar por la zona de la carne, la cual suelo evitar, pero crucé intentando no mirar, hasta que oí a un niño gritar y reirse… Miré, y ojalá no hubiera mirado… El niño sostenía el cuerpo muerto de un pobre conejo dentro de una bolsa, despellejado, lo estaba estrujando y balanceando mientras se reía.. “Mira mamá, tiene cabeza y está chorreando sangre jajajaja” Tendría unos 11 años, la madre le dice que lo suelte, pero él sigue riendose, y la madre acaba por reirse también mientras siguen jugando con el cadáver, terminan de burlarse, y lo dejan. Paso rapidamente intentando huir de la escena, intentando aguantarme las lágrimas.
No bastaba con asesinarles y torturarles durante toda su vida, encima nos burlamos de su cadáver envuelto en una bolsa de sangre donde se ve reflejado todo su sufrimiento…
-Anonima

003D5GP3_1

Anuncios

Todavia a dia de hoy tengo secuelas,como una frialdad ante la muerte y el asesinato. Desde que tenía capacidad para andar mi abuelo me llevaba a su granja todos los findes a matar algún animal para servirlo ese mismo dia,me enseñó a criarlos mimarlos matarlos y descuartizarlos, con 4 años podía arrancar un corazón aún vivo a un conejo sin inmutarme,con 6 descuartizaba pollos y despellejaba conejos entre otras barbaridades más con otras especies más, montaba los pavos mientras le sacaban la sangre por el cuello, cabalgando hasta que en animal moría desangrado, con 10 años decidí de seguir participando en esas torturas, pero la costumbre y la naturalidad que habia tenido ante estos actos seguía en mi, no entendía por que alguien le daba asco o pena ver un animal muerto, básicamente no me di cuenta de que esas experiencias que mi familia me habia impuesto desde mi primer añito de vida me habia causado algún tipo de insensibilidad extrema ante la muerte lo sádico la sangre y cualquier cosa relacionada, con 18 año me fui a vivir fuera del entorno familiar y mi historia que contaba tan natural causaba asombro y comentarios muy horribles sobre mi, no lo entendía pues esque me parecía tan normal…ciertos psicólogos han llegado a decir que parte de mi tipo de personalidad está influenciada por esas experiencias,pues gente con menos traumas infantiles han desarrollado actitudes espantosas en un futuro, me asusté y comprendí que estaba mal, aunque seguía teniendo esa insensibilidad ya por lo menos no lo veía bien o normal, y ahora a mis 23 años y gracias a una maravillosa chica que me orientó y alludó soy vegana, respeto y amo a todo terrestre y veo horrible el mundo en el que vivimos, un mundo en el que todavía hay niñes que ven y participan en matanzas haciendo asi que algo malo se vea normal, yo he conseguido sin ningún esfuerzo ser vegana pues amo a los animales, no puedo evitar sentirme mal… Ni sentirme sádica por lo que podía hacer con 4años, repito que aún a dia de hoy estoy insensibilizada en muchas cosas, pero todes podemos cambiar, todes sabemos lo que está bien o está mal, todes somos capaces de hacer el bien, arrepentirse nunca es tarde 🙂 un saludo de una vegana feliz y en paz.

-Zazu de @RaverasVegans

Yo era bastante pequeña y me llevaron al pueblo de mi abuela para las fiestas. Había una carpa por la noche para cenar todo el pueblo junto y una banda tocaba música. Después de la cena, había sorteos. El tercer premio era 50 euros, el segundo 100, y el primero era un corderito (a mi abuelo le tocó el segundo premio). Yo quería gastarme parte de mi paga para participar, y por supuesto, quería el cordero. Mi familia no me dejó pagar pero me dió todos sus boletos para que comprobara si nos tocaba. Todos me decían “Andrea a ver si nos das suerte y mañana podemos hacer una buena comida” ¿Sabéis qué les dije?: “Si me toca , el ternero va a ser para mi, no lo vamos a matar, lo voy a soltar en el campo” Todos se rieron de mi pero yo (que era y soy muy tozuda) les dije que no le tocarían ni un pelo, y mucho menos lo íbamos a matar, yo lo quería libre. La historia hubiese sido bonita si mi boleto hubiese sido el ganador, pero no. Soltaron por la capa al cordero, yo le perseguía para jugar con él y de repente llegó el hombre al que le había tocado con otro señor (los dos vestidos con un mono). El cordero intentó huir y esconderse bajo la mesa, pero él, delante de mi, le agarró de la pata trasera y lo levantó con tanta fuerza que le rompió la pata. Se lo puso sobre los hombros y lo llevaron fuera. Yo quería llorar. Jamás se me olvidará esa escena. Fue horrible.

cabrito-establo-matadero

 

Mi padre es cazador y para mí siempre ha sido horrible que lo sea.

Cuando yo era muy pequeña y él se iba a cazar, me enfadaba muchísimo con él. Me iba a dormir y dejaba notas en la escalera que ponían: “¡Papá eres un asesino!” para que las viese al irse a dormir. Parecía importarle poco que yo dijese eso, porque aún así se iba. Cuando volvía yo no le hablaba en todo el día.

cazar-asesinar-animales-siervos

Trigger Warning: TCA

Cuando tenía quince años empecé a sufrir bulimia. Me obsesionaba con quitarme kilos de encima y adelgazar, pero nunca lo llegaba a conseguir. Vomitaba todo lo que comía y me quedaba con hambre, así que aguantaba sin comer todo él tiempo que pudiera y cuando no aguantaba mas comía una cantidad enorme de comida. A pesar de ir a terapia, mi peso nunca me dejo de obsesionar. Hice innumerables dietas y me mataba a hacer ejercico , pero nunca daban resultados. Hace menos de un año, me encontré en YouTube una charla del activista vegano Gary Yourofky. Su charla sobre el veganismo me cambió la vida y empecé a informarme sobre él tema. Fue entonces cuando decidí hacerme vegana por razones eticas. Porqué cuento entonces mi historia con la bulimia? Al hacerme vegana, comencé a comer por primera vez en muchos años sin restringir calorías. Se podría decir que era “Carbohidrato-fobica”, pensaba que cualquier alimento como la pasta o él arroz me harían engordar. Pero eso también cambio al hacerme vegana y hoy en día como boles gigantes de pasta , quinos y arroz sin sentirme culpable. Empecé a comer todo lo que me apetecía en las cantidades que yo quería y sabéis que? Aun así, perdí diez kilos sin ni si quiera darme cuenta. Todo ese peso que quise quitarme durante años, haciendo dietas imposibles y vomitando, lo quité comiendo productos de origen vegetal en cantidades enormes. Me empecé a sentir físicamente mejor, con mas energía. Él acné me desapareció y mis uñas y cabello se hicieron mas fuertes. Que hay que aprender de esta historia? Que, con productos de origen animal llenos de colesterol, no es posible estar sano. Es cuando empiezas una vida vegana cuando sin ningún esfuerzo tu cuerpo empezara a sanarse.

-Anónimo-

alf

Cuando tenía unos 8 años fui con mi familia a un pueblito de Granada, acompañé a mi tío a una especie de granja llena de corderitos y me hizo elegir uno, yo no entendía muy bien para qué pero hice caso y lo elegí… Lo ataron de piernas y mi tío cargó con él hasta casa, una vez allí me dejaron arriba mientras todos los adultos bajaban al patio trasero con cuchillos y un cubo grande, mi curiosidad fue muy grande y me asomé por una ventana para ver lo que ocurría, solo recuerdo un grito y como toda la sangre comenzaba a caer en el cubo. Ese día me limite a comer la ensalada y las patatas que acompañaban toda la carne.

-Anónimo-

51375352.jpg

Yo, por suerte, nunca he sido presionada para presenciar nada relacionado con el mundo de la tauromaquía, desde nunca he tolerado el maltrato animal y mi familia me ha respetado en ese sentido. Pero recuerdo que de pequeña iba a pasar el verano a un pueblo pequeño de Guadalajara, y antes, durante las fiestas de allí se hacían corridas de toros en la plaza. Mientras esto sucedía yo me quedaba encerrada en casa, un año vino una niña nueva al pueblo y le pedí que durante la corrida se quedara en mi casa jugando, ella aceptó encantada, teníamos 6 años o así.Cuando estabamos jugando entró su padre y le obligó a ir, a ella no le gustaban las corridas de toros, le daba pena ver sufrir a un animal, y nos lo estabamos pasando muy bien juntas, pero su padre la cogió en brazos y ella se tuvo que marchar llorando. A partir de ese, todos los años fue a las corridas de toros, al principio obligada, luego por decisión propia.

@_marti_re

niña-torera

Cuando era pequeña mi abuelo me llevó al circo. Por detrás de este estaban los animales, os podéis imaginar cómo. El hecho más impactante fue cuando sacaron a un canguro de una jaula minúscula, tirándole de la cola, simplemente para mostrar animales a la gente como si fueran objetos. También había un tío vivo con ponis de verdad, estaban horas y horas moviéndose mientras portaban a niños encima. Y esto es solo una parte.

@NotControllable

canguro-circo-02_

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑