En casi todas las verdulerías y fruterías se desechan miles y miles de alimentos diariamente porque “no son aptos para la venta”, basicamente significa que no tienen buen aspecto, no que no sean consumibles: pequeñas marcas, fruta demasiado madura, formas no deseadas, bolsas abiertas, o incluso cosas que pueden estar algo pochas pero aún se pueden aprovechar…

Pregunta en tu verdulería o frutería más cercana y entérate de los horarios de recicle (Día y hora que tiran todos estos “desechos” a la basura) y pide que te lo den en vez de tirarlo, habitualmente suele hacerse los viernes por la mañana. Acuérdate de llevar cajas, bolsas grandes, mochilas.. lo vas a necesitar.

Ser vegan no supone ningún problema económico ¡Anímate a hacer recicle si lo necesitas! ¡Llenarás la nevera y la despensa! Además es una buena forma de jugársela al consumismo al capitalismo y al sistema. 😉

 

Anuncios